13 de septiembre de 2016

Tribunal condena Omega a cinco años de prisión, con parte de la pena suspendida

El mambero Antonio Peter de la Rosa (Omega) pidió perdón este martes a la sociedad dominicana por haber agredido a su ex pareja. Habló durante una audiencia que se le sigue tras ser acusado de violencia de género.

Durante el juicio de fondo que se le sigue en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, el cantante admitió haber golpeado a su ex mujer Sahira Valerio.

Previamente, el Ministerio Público presentó las pruebas que sustentan su acusación contra Omega, entre las cuales hay fotografías, actas y copia certificada de denuncia y pidió que fuera declarado culpable de tres delitos vinculados a violencia de género y condenado a cinco años de prisión.

De su lado, el abogado de Omega, Tomás Castro, dijo hay un acuerdo con el Ministerio Público y que se acogían a él en todas sus partes. De su lado, Sahira Valerio también dijo que se acogía al acuerdo.

Luego los jueces salierron a deliberar la decisión del caso.

Condenado a cinco años de prisión
El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó este martes a 5 años de prisión a Antonio Peter de la Rosa, alias Omega, de los cuales 4 años y 4 meses lo cumplirá de manera suspendida, bajo reglas.

Omega fue declarado culpable del delito de violencia intrafamiliar agravada en contra de su expareja Sahira Valerio.

En consecuencia, lo sentenciaron a cumplir la pena de la cual solo pasará ocho meses en prisión y deberá pagar una multa ascendente a la suma de 5 mil pesos.

De los cinco a los cuales fue condenado, el tribunal le suspendió de forma parcial la ejecución de la pena bajo las siguientes condiciones: abstenerse de tomar bebidas alcohólicas, someterse a la supervisión y vigilancia del centro intervención conductual para hombres, abstener de viajar al extranjero sin autorización judicial y no portar armas de fuego.

Además tendrá que realizar un curso de inteligencia emocional a partir de enero del año 2017; prestar un trabajo de utilidad pública o comunitaria por un periodo de 120 horas y abstenerse de molestar, intimidar, amenazar o agredir a la víctima.

El tribual presidido por la jueza Gissel Méndez advirtió que si el condenado no cumple con estas reglas en el periodo establecido deberá cumplir con la totalidad de la pena suspendida.
(Fuente: elcaribe.com.do)