11 de julio de 2016

Luis Abinader en la ruta de la candidatura presidencial 2020

El excandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, lleva una carrera política en ascenso en los últimos ocho años y desde las pasadas elecciones se ha posicionado como el principal líder de oposición.

Ante el debate generado en el país sobre las cualidades que deben tener los miembros del Tribunal Superior Electoral y de la Junta Central Electoral que deben ser escogidos a partir del 16 de agosto próximo, Abinader ha sido la voz política que más alto se ha levantado para reclamar que los integrantes de esos órganos no sean políticos. En eso, Abinader coincide con el planteamiento de los empresarios y de entidades de la sociedad civil, que son partidarios de que la elección de ese personal no “sea fruto del reparto”.

Además ha estado al lado de los partidos de oposición en los reclamos post electorales. Pero en la agenda política de Abinader no solo ha estado el trabajo hacia fuera de la organización, sino también a lo interno del naciente Partido Moderno que en septiembre del próximo año correspondería la elección de las nuevas autoridades, pero hay sectores a lo interno del PRM que no son partidarios de que esa organización se involucre por el momento a una convención interna porque eso desviaría esa organización de su misión de hacer oposición al Gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Sin embargo, para muchos fuera y dentro del PRM, Abinader lo que persigue es fortalecer su posicionamiento político de cara a conquistar de nuevo la candidatura presidencial del PRM para las elecciones del 2020.

Un punto a favor de Abinader, que mañana martes cumplirá 49 años, es que a lo interno de esa organización no han surgido críticas por su desempeño electoral en las elecciones pasadas. De hecho, en una asamblea que encabezó recientemente junto al expresidente Hipólito Mejía, ambos coincidieron en la necesidad de mantener la unidad del PRM.

Desde las pasadas elecciones ha surgido como la principal cabeza de la oposición política del país y junto a su partido logró el 35% de los votos en el nivel presidencial, a pesar de que fue un proyecto armado un año antes por ser fruto de una división del Partido Revolucionario Dominicano (PRD). Lo logrado por el PRM y Abinader nunca había ocurrido en la historia política del país.

Una de las cualidades que se le reconocen a Abinader es que no ha entrado en disputa con Mejía y su manejo siempre ha sido de respeto hacia la figura del expresidente, de quien ha dicho es el líder del PRM. El dirigente político fue el compañero de boleta de Mejía en las elecciones del 2012 y desde entonces, su incidencia política se ha fortalecido.

Para el politólogo Freddy Ángel Castro, hasta ahora el excandidato del PRM está cumpliendo adecuadamente su función de oposición y que dependiendo de su conducción podría continuar posicionando su figura políticamente.

Tiene que vencer obstáculos internos
En el PRM hay casi un consenso de que en el 2020 se debe repetir la fórmula presidencial y vicepresidencial del 2016, es decir Abinader candidato presidencial y la hija de Hipólito Mejía, Carolina, candidata vicepresidencial.

Sin embargo, hay voces que empiezan a levantarse a favor de la candidatura de Mejía para el 2020. Otro que suena es el alcalde electo del PRM en la capital, David Collado, El Emprendedor, que tiene como principal virtud haber ganado la alcaldía contra Roberto Salcedo, en poco más de 40 días de campaña.

Sin embargo, Collado no tiene estructura a lo interno del PRM, pues nunca se ha involucrado en la conformación de la organización, contrario a Abinader, que junto a Mejía son los únicos que tienen estructuras internas en el partido Moderno. Además, la figura de Collado dependerá de su gestión al frente de la alcaldía del Distrito. 
(Fuente: elcaribe.com.do)