18 de mayo de 2016

Detenido en España presunto responsable del caso “Air cocaine” de República Dominicana

MARSELLA, FRANCIA. El presunto responsable del tráfico de drogas conocido como “Air cocaine”, que condujo a la detención de franceses en República Dominicana, fue detenido la semana pasada en España donde estaba implicado en otro caso de narcotráfico, informaron el martes fuentes judiciales.

Ali Bouchareb fue detenido en España, donde había violado los términos de un control judicial impuesto tras su liberación por otro caso de tráfico de cocaína, según la misma fuente.

En Francia, Ali Bouchareb es sospechoso de haber sido el organizador de vuelos en aviones privados entre América Latina y Francia, en los que se traficaba cocaína comprada a narcotraficantes mexicanos.

La investigación se inició tras una información sobre un vuelo sospechoso entre República Dominicana y el aeropuerto de Saint-Tropez (sudeste de Francia), que supuestamente formaba parte de un amplio tráfico internacional de cocaína.

El 19 de marzo de 2013, los pilotos Pascal Fauret y Bruno Odos fueron detenidos por las autoridades dominicanas cuando estaban al mando de un avión alquilado cargado de valijas con 680 kg de cocaína. Los dos pilotos, que siempre se declararon inocentes, huyeron clandestinamente a fines de octubre de 2015 después de su juicio. Fueron condenados en ausencia a 20 años de cárcel por un tribunal de apelaciones.

Otro francés, Christophe Naudin, está detenido en República Dominicana por su implicación en la evasión de dos pilotos franceses. Naudin fue extraditado a principios de marzo pasado desde Egipto, donde estaba por razones profesionales, hacia la República Dominicana

El francés, que corre el riesgo de ser condenado a entre 10 y 15 años de prisión por asociación criminal y tráfico de emigrantes, fue puesto bajo detención provisoria por tres meses desde que llegó a Santo Domingo.

En fin, otro francés, Nicolas Pisapia, que figuraba como el pasajero que iba a bordo del avión Falcon 50 incautado con cocaína, sigue en República Dominicana donde fue condenado a 20 años de cárcel.