5 de octubre de 2016

Al menos 28 migrantes mueren en el Mediterráneo

ITALIA. Al menos 28 migrantes murieron el martes en el Mediterráneo informó la marina italiana, y de las victimas, 22 fallecieron en una lancha neumática constató un fotógrafo de la AFP que logró subir al navío durante la jornada, un día de gran actividad para los socorristas.

“Subí a bordo y conté 22 muertos”, explicó el fotógrafo Aris Messinis, durante una breve y difícil conversación telefónica desde el barco Astral, la embarcación de la ONG española ProActiva Open Arms.

Durante 33 operaciones de rescate llevadas a cabo el martes fueron rescatados 4.655 migrantes y 28 cadáveres, informaron los guardacostas sin dar mayores precisiones.

La mayor tragedia ocurrió en un atestado barco frente a las costas libias.

Hacia las 22H00 locales (20H00 GMT), los rescatistas del Astral dieron el relevo a miembros de la marina italiana para sacar a los supervivientes y recuperar los cadáveres, contó el reportero.

El lunes más de 6.000 personas fueron rescatadas en operativo conjunto de guardacostas, naves de las organizaciones humanitarias como Médicos Sin Fronteras (MSF), SOS Mediterráneo, Save the Children y Proactiva Open Arms, con apoyo de buques militares.

La mayoría de los navíos habían retornado a Italia para llevar a los migrantes rescatados, por lo que el barco de la organización española tuvo que hacer frente solo a la emergencia.

El Astral comenzó sus labores de rescate este martes al alba y siguió trabajando hasta que cayó la noche, asistiendo a varios botes neumáticos y a un sobrecargado navío pesquero.

“Había pánico a bordo, gente que saltaba al agua”, contó el fotógrafo, quien transmitió imágenes sobrecogedoras.

Al principio la ONG fue asistida solamente por un avión militar español que lanzó chalecos salvavidas y después del mediodía un barco militar italiano acudió al rescate.

Cuatro personas, incluyendo una mujer embarazada que sufría complicaciones fueron evacuadas por helicóptero.

La peligrosa travesía por el Mediterráneo, conlleva una sumatoria de riesgos mortales además del ahogamiento en el mar: asfixia por emanación de combustible o por confinamiento en las bodegas de los barcos, quemaduras, hipotermia y deshidratación aguda, entre otros.

Lampedusa en el recuerdo

El lunes, en el primer día del operativo, se registraron nueve víctimas mortales, según los guardacostas italianos, mientras que los socorristas libios indicaron que encontraron a 11 mujeres y dos menores.

En esa jornada se marcó el tercer aniversario de la tragedia de Lampedusa, una jornada negra en la que murieron 366 personas en un naufragio cerca de la isla italiana.

El 3 de octubre de 2013, la barcaza que había partido del norte de África en dirección a las costas europeas se hundió con al menos 518 inmigrantes procedentes de Somalia y Eritrea, y dejó 366 muertos, 155 supervivientes y un número indeterminado de desaparecidos.

La tragedia de Lampedusa, las imágenes de los ataúdes alineadas, el dolor por los desaparecidos en el Mediterráneo, llevaron a Italia a lanzar la operación Mare Nostrum de socorro marítimo, que a su vez fue reemplazada por un dispositivo europeo que cuenta además con una flotilla de barcos de organizaciones humanitarias.

Gracias a estos esfuerzos desde entonces se han rescatado cientos de miles de personas, aunque no se pudo evitar la muerte en el mar Mediterráneo de unos 11.400 migrantes, según la agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
EFE