6 de septiembre de 2016

Snapchat estaría trabajando en un dispositivo de realidad aumentada

Snapchat, la app de mensajería efímera por excelencia ha visto recientemente como le salía un competidor inesperado y, por qué no decirlo, desleal. La llegada de Instagram Stories ha sido un golpe bajo para Snapchat, pero no hay que olvidar que la app del fantasma sigue gozando de un puesto privilegiado en esto de la mensajería efímera, que para eso son sus creadores. Con más de 200 millones de usuarios mensuales activos, Snapchat estaría planeando dar el salto al hardware y lo harían con la realidad aumentada como bandera.

A pesar de que Snapchat nunca lo ha confirmado, sus coqueteos con la realidad aumentada son un hecho desde que en 2014 compraran la start-up Vengeance Labs, dedicada a la fabricación de gafas conectadas. Ahora surgen nuevas pistas que apuntan a Snapchat en la dirección de esta tecnología y podrían ser el paso previo a la entrada de la compañía en el terreno del hardware con un dispositivo al más puro estilo Google Glass.

Snapchat y la realidad aumentada, una relación no tan secreta que podría dar frutos pronto

Según informa Digital Trends, Snapchat ha entrado a formar parte del Bluetooth SIG, una organización sin ánimo de lucro formada por distintas compañías dedicadas a la fabricación y desarrollo de dispositivos conectados con tecnología Bluetooth.

Aunque no es obligatorio, la entrada en este grupo suele implicar que la empresa en cuestión, Snapchat en este caso, está trabajando en un dispositivo inalámbrico, lo que ha reavivado los rumores de que Snapchat podría lanzar un dispositivo de realidad aumentada similar al concepto de las Google Glass.

La compra de Vengeance Labs no es el único indicio que apunta en esta dirección, en marzo de este año también se supo que la compañía había empezado a contratar expertos en wearables. Estos expertos se habrían sumado al equipo de investigación y desarrollo, en el que también hay ingenieros y científicos trabajando en tecnologías como machine learning.

El objetivo de esta jugada todavía se desconoce, pero cada vez hay más pistas que apuntan a que, igual que Google o Facebook, el siguiente paso de Snapchat sería entrar en la fabricación de hardware. Desde luego lo que está claro es que Snapchat se expandirá más allá de la app que conocemos hasta ahora y la realidad aumentada suena cada vez más fuerte, la duda es si lo harán mediante dispositivos físicos o creando un ecosistema de servicios.