10 de agosto de 2016

Facebook se blinda contra bloqueadores de anuncios

Los bloqueadores de anuncios se han convertido en el mejor aliado de los usuarios y en el peor enemigo de las compañías. Incluso para Facebook. Nadie se acuerda ya de aquella red social libre de publicidad que nació en 2004 y cuyo objetivo era estar en contacto con amigos.

Al día de hoy, sus más de 1650 millones de usuarios disfrutan de una red social «gratuita» que en realidad no se mantiene de la nada. La publicidad es su pilar fundamental y prescindir de ella es algo que a Mark Zuckerberg no se le pasa por la cabeza.

Los «Ad Blockers» son extensiones o aplicaciones que el usuario instala en su navegador web para eliminar de forma automática la publicidad mientras navega. De esta manera, los anunciantes se vuelven invisibles y repercute de manera notable en sus resultados económicos.

Pero Facebook ha descubierto la manera en la que puede mostrar anuncios aunque el usuario tenga bloqueadores instalados. Sin especificar cómo, Andrew Bosworth, responsable de publicidad de Facebook, ha anunciado que van a ampliar «las herramientas» que otorgan a los usuarios para que puedan «controlar su experiencia de publicidad». Es decir, el usuario va a poder configurar los anuncios que quiera: viajes, comidas y bebidas, compras y moda, educación… y la red social bloqueará los que no sean afines a sus intereses. En total, hay para elegir doce categorías.

«Cuando le preguntamos a la gente acerca de por qué utilizaron el bloqueo en la publicidad, la razón principal que oímos fue para la detención de molestos anuncios», escribe Andrew Bosworth en el blog de la compañía. «La gente -continua- también quiere tener el control sobre los tipos de anuncios que ven».

Por tanto, los usuarios tendrán que configurar la opción «Tus preferencias de anuncios» y elegir el tipo de contenido publicitario que quieren ver. «Si no desea ver anuncios acerca de un determinado interés, como viajes o gatos, puede quitar ese interés en la lista de preferencias», explica el responsable, quien a su vez reconoce que la opción de consumir publicidad sin ningún tipo de control no es agradable para nadie.

Por esta razón, Facebook contrató a Ipsos. La consultora para analizar el mercado y entender más sobre el bloqueo de anuncios y las expectativas de personalización entre los consumidores en Reino Unido, EE.UU., Francia, Alemania, Brasil y la India.

Según Ipsos, el ascenso del uso de los «Ad Blockers» es una señal clara a la industria de la publicidad de que los consumidores no están satisfechos con sus experiencias actuales. Sólo en España, el 26% de los internautas (5,6 millones) bloquean la publicidad, según un estudio de IAB Spain. Las principales razones citadas para el uso de los bloqueadores es porque les resulta agresiva (69%), ralentizan su experiencia de navegación (58%) y aumenta el riesgo de «malware» (56%).

Sin embargo, llama la atención cómo los «millennials» son menos reacios a este tipo de bloqueo porque los anuncios que reciben son dirigidos, es decir, en función de sus intereses gracias a la recopilación de datos. Como este tipo de acciones se perciben menos invasivas, Facebook ha decidido ofrecer esta opción mediante el diseño de un nuevo formato de anuncios para «dar mayor control a la gente en la forma en la que quieren recibir los anuncios que ven», insiste Bosworth.

«Facebook es un servicio gratuito y los anuncios nos ayudan en nuestra misión de construir un mundo más abierto y conectado», insiste el responsable. No es casualidad que Facebook haya conseguido triplicar su beneficio.