7 de abril de 2016

Está grave una dominicana que vino al país a someterse a cirugía plástica

NUEVA YORK. No bien se han enfriado las trágicas noticias sobre las muertes de dos dominicanas en la República Dominicana después de someterse a cirugías estéticas en clínicas de la capital, cuando se da a conocer que otra mujer se encuentra en estado delicado después de someterse procedimientos quirúrgicos en busca de la belleza.

Claudia Mendoza (CLauNasco /facebook), residente en Arrecife (España) y que aparentemente viajó a su país natal para someterse a la cirugía, está grave y el lunes tuvo que ser ingresada en otro centro para ponerse bajo el cuidado de cirujanos autorizados.

Las amigas de Mendoza mantienen una agresiva campaña en Facebook y otras redes sociales para denunciar la mala práctica médica.

Recientemente fallecieron Paola C. de la Cruz, de 21 años, quien murió tras ser intervenida en la clínica “DermiStetic”, el pasado 6 de marzo, y María Josefina Tineo, de 39 años, quien residía en Nueva York, y expiró luego de ser sometida a cinco procedimientos, igualmente el pasado mes.

La dominicana Claudia Mendoza fue operada también en “DermiStetic”, situada en Santo Domingo, pero no sabía que su amiga Paola de la Cruz, a quien conoció antes de ser operada, había fallecido allí supuestamente al caer en manos de la cirujana Martha Vargas.

María Josefina Tineo llegó al país para someterse a la cirugía en el Centro Internacional de Cirugía Plástica Avanzada, a pesar de que tenía ocho meses de haber dado a luz por cesárea.

Claudia Mendoza, en una foto que autorizó publicar en Facebook, presenta una cicatriz en el bajo vientre, con un aspecto parecido a un “chicharrón quemado”, lo que causa un fuerte impacto.

Mendoza avisó que sería sometida a otra intervención y que la fuerte infección se debió a una bacteria que adquirió en la clínica de la doctora Vargas.

La cirujana negó originalmente que De la Cruz muriera en el centro, pero luego tuvo que admitir públicamente que falleció allí después de la cirugía.

La señora Cesarina Pérez, tía de Paola, dijo que Claudia acudió a “DermiStetic” para comenzar el análisis preoperatorio a la cirugía de abdominoplastía y allí conoció personalmente a su sobrina.

“Tres días después de la muerte de mi sobrina Paola de la Cruz, la doctora Martha Vargas intervino a Claudia con muy malos resultados, sin Claudia saber que Paola, tres días antes, había perdido la vida en manos de esta supuesta cirujana plástica que realmente no aparece en los registros de médicos cirujanos plásticos autorizados en #cirujanosplasticos #rd”, añade la tía.
(Fuente: diariolibre.com)