12 de abril de 2016

Cómo perder peso con este delicioso batido de apio y piña

Este batido de apio y piña es fácil de preparar y nos ofrecerá además un gran bienestar. Depurativo, vitamínico y medicinal, la sencilla combinación de estos alimentos va a facilitar el que podamos perder peso con mayor facilidad.

No obstante, y antes que nada, hemos de tener claro que por sí solo este batido no va a hacer que perdamos peso.

Se trata de un complemento que logrará que nos resulte más fácil. Por ello, es necesario que mantengamos una dieta adecuada, variada y equilibrada y que no nos olvidemos hacer frente al sedentarismo.

¿Lo probamos hoy mismo? Te explicamos cómo prepararlo y todo lo que puede hacer por ti.

Batido de apio y piña, ideal para nuestra línea

Sabemos que, en ocasiones, quedamos un poco saturadas ante tantas “dietas milagro” que, supuestamente, prometen ayudarnos a bajar de peso. Por ello, es necesario tener en cuenta lo siguiente.

Cada cuerpo es diferente y tiene unas necesidades y un metabolismo particular. Es pues recomendable conocer cuál es la forma más adecuada y saludable de que nos pueda ayudar a perder peso según nuestras particularidades.

Adelgazar no debe ser equivalente a pasar hambre. Se trata de comer bien, de combatir la ansiedad, de respetar horarios y, además, de poner en movimiento nuestro cuerpo mediante el ejercicio físico.

A la hora de perder peso necesitamos estar motivadas. Por ello, siempre será muy adecuado que lo hagamos junto a algunas amigas y, ante todo, que contemos con el apoyo de las personas que nos rodean.

El batido de apio y piña que te presentamos hoy te será muy útil para empezar el día, así como para la hora del almuerzo.

Necesitamos también ser constantes. Si tomamos este batido a lo largo de 15 o 20 días notaremos resultados.

La piña y la pérdida de peso

Si por algo es una de las frutas más buscadas por las personas que desean perder peso es por poder saciar con ella esa conocida necesidad “por lo dulce”.

Su sabor, entre dulce y ácido, combina casi con cualquier cosa. Es la reina de los batidos, de los jugos naturales y de las ensaladas. Por ello, los nutricionistas nos recomiendan también que no dudemos en mezclarla con otros alimentos sanos y saciantes: espinacas, nueces, salmón…

La piña contiene una enzima digestiva llamada bromelina, la cual nos ayuda a digerir las proteínas descomponiéndolas en aminoácidos.

El mayor beneficio de la piña actúa siempre y cuando la tomemos con el estómago vacío, es entonces cuando ejerce su efecto antiinflamatorio.

El alto contenido en agua, vitamina C, antioxidantes y minerales, combinado con la bromelina, hace que la grasa almacenada en nuestro organismo se vuelva menos resistente y nos resulte más fácil eliminarla.

El apio, el mejor diurético y antiinflamatorio

¿Tienes apio en casa? Entonces dispones de todo un tesoro para tu salud. Según la revista Medical News Today es uno de los vegetales más sanos para nuestro corazón y para favorecer la pérdida de peso.

El apio es rico en múltiples fitonutrientes y antioxidantes, muy poderosos todos ellos para facilitar la digestión, limpiar el organismo y favorecer la absorción de los nutrientes.

Hay quien lo consume como un aperitivo de entre horas con el fin de saciar el hambre. Con ello conseguimos además controlar la presión arterial y un adecuada ración de fibra dietética.

Al igual que ocurre con la piña, la mejor forma de aprovechar las virtudes de estos alimentos es combinándolos con otros. En el caso del apio, te resultará muy beneficioso mezclarlo no solo con piña, sino con el licuado de una manzana o un pepino. ¡Es delicioso!

El apio es además uno de los vegetales más versátiles a la hora de incluir en batidos y licuados. Nos aporta un sabor refrescante y muy especial que nos permitirá además el empezar el día con un buen aporte de minerales y vitaminas.

Cómo preparar mi batido de apio y piña


Ingredientes

2 vasos de agua (400 ml)

2 tazas de piña (300 g)

Una rama de apio

El jugo de ½ limón

1 cucharada de miel (25 g)

Preparación


Con estos ingredientes vamos a obtener dos batidos. El primero lo tomaremos en ayunas, nada más levantarnos, y el segundo, en la comida central del día.

Procura que tanto la piña como el apio sean de producción orgánica. Solo así nos aseguramos de que tengan los máximos beneficios.

Lo primero que haremos será cortar obtener esas dos tazas de piña natural, cortada en dados, y lavar bien esa pieza de apio. A continuación, exprime el jugo de medio limón. ¡Muy fácil!

Seguidamente cortaremos el apio para facilitar el licuado y pasaremos ya a nuestro robot de cocina.

Incluye todos los ingredientes: los dos vasos de agua, la piña, el apio, el jugo de limón y esa cucharada de miel. Procesa durante unos segundos, hasta conseguir una bebida bien homogénea.

Ya lo tienes listo. Sírvete ese primer vaso por la mañana y… ¡Disfruta!