6 de octubre de 2016

Un hombre encontró esposa en Internet que resultó ser su nieta

NUEVA YORK. En una aleccionadora historia para quienes se comprometen con parejas que buscan en Internet, sin conocerlas, un hombre de Florida de 68 años de edad, encontró la mujer con la que soñaba después de dos fracasos matrimoniales y se casó con ella, pero resultó que su nueva pareja es su nieta.

Según el periódico Florida Sun Post, que no identifica a la pareja, ella, de 24 años de edad, se enteró de que su esposo es su abuelo tres meses después de la boda mientras ambos chequeaban un álbum familiar.

Los enamorados descubrieron que eran familia mientras observaban un álbum de fotos con la primera esposa del hombre y los hijos que procrearon juntos.

En una de las imágenes, la recién casada reconoció a su padre, según reportó el Florida Sun Post.

La chica no tenía contacto con su familia desde hacía años debido a que cuando quedó embarazada siendo adolescente la echaron de la casa.

El abuelo, por su parte, perdió comunicación con sus hijos, luego que se divorció y su ex se llevó a los menores con ella, evitando cualquier contacto con el padre.

“Todos estos años no hubo manera de encontrarlos”, aseguró al medio.

Después de ese fracaso, se volvió a casar y tuvo más hijos, pero esa relación tampoco funcionó y se divorció en 2009 enfrentado muchas deudas.

Dos años después ganó el Powerball de la lotería y se mudó al acaudalado suburbio de Golden Beach. En 2015, el hombre decidió que después de años de soledad, tenía que salir con otra mujer, hizo una cita en internet en una página especializada en buscar parejas jóvenes a mayores y viceversa.

Cuando vio los datos de la joven se interesó por ella.

Dijo que se sintió extraño cuando vio la cara de su nieta y lo invadió una rara sensación.

Salieron varias veces y en los encuentros, el tema familia fue muy esporádico.

La nieta relató al Florida Sun Post que ella tuvo que trabajar en clubes de strippers como bailarina exótica, después que la botaron de su casa.

El día de Año Nuevo de 2015, el abuelo le pidió que se casaran. Narró que estaba emocionado y encantado cuando ella aceptó la propuesta y el día de la boda, fue el más feliz de su vida.

Ella le contó al medio que cuando reconoció a su padre en el álbum familiar, sufrió un enorme impacto y casi se desmaya, tras confirmar que se trataba del hijo de su esposo.

A pesar de la situación de incesto, ilegal en la mayoría de los estados norteamericanos, abuelo y nieta dicen desafiarán la ley, al asegurar que seguirán unidos.

El hombre advirtió que después de dos fracasos matrimoniales, no sufrirá un tercero.
(Miguel Cruz Tejada/diariolibre.com)