30 de septiembre de 2016

Otro dominicano detenido por explosión en El Bronx en la que murió bombero

NUEVA YORK. La Policía detuvo a Garibaldi Castillo, el segundo dominicano arrestado con relación a la explosión la semana pasada de una casa de tres pisos en El Bronx, en la que murió un jefe de una brigada del Departamento de Bomberos y 20 personas resultaron heridas, entre estas policías y empleados de la empresa de gas y electricidad Consolidated Edison.

Antes de la detención de Castillo, la Policía detuvo a Julio Salcedo, quien figura como el principal arrendatario de la vivienda y tiene una dirección registrada en Nueva Jersey.

En la residencia, propiedad del dominicano Onésimo Guerreo, se cosechaba artificialmente una plantación de marihuana y explotó, cuando bomberos y policías respondieron a una llamada un escape en una tubería de gas.

La residencia estaba bajo investigación por trasiego de drogas, dijeron las autoridades, pero hasta que no concluyan las investigaciones, no está claro si el estallido tuvo que ver con el laboratorio de la droga o con la fuga de gas.

La casa está situada en la calle 234 Oeste, en el vecindario Kingsbridge.

Castillo quedó preso sin derecho a fianza y fue presentado formalmente ante un juez ayer jueves en la Corte Criminal de El Bronx.

La casa del laboratorio, según los fiscales, constaba de tres pisos llenos de macetas de plantas de marihuana, algunas del tamaño de arbustos.

Los fiscales revelaron durante la acusación a Castillo que la explosión mató al oficial Michael Fahy, quien dirigía un batallón de ese cuerpo en El Bronx.

Los investigadores dicen que la casa estaba cerrada y muy aislada con bolsas de plástico cubriendo las ventanas para sellarlas y garantizar más calor para el cultivo ilegal de la hierba narcótica.

Un fertilizante líquido usado en la cosecha artificial es altamente inflamable y también había un tanque de helio de gran tamaño.

La Oficina contra Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) es una de las muchas agencias que forman parte de la investigación.

Salcedo renunció a su derecho a una audiencia de extradición en Nueva Jersey y será trasladado a Nueva York para su procesamiento judicial.

La Policía dice que Salcedo salió corriendo cuando los bomberos llegaron la mañana del martes y se aspiraba el fuerte olor a gas.

Castillo debe regresar a la corte el 4 de octubre.

Los vecinos cercanos a la residencia colapsada siguen esperando que las empresas de servicios públicos restauren la energía eléctrica, el agua caliente y el gas.
(Miguel Cruz Tejada/diariolibre.com)