8 de septiembre de 2016

Obama: los votantes rechazarán ideas “chifladas” de Trump

VIENTIANE, Laos. El presidente estadounidense Barack Obama dijo el jueves que el candidato republicano Donald Trump demuestra que no es apto para ser presidente “cada vez que abre la boca” y que confía en que los estadounidenses rechazarán finalmente al multimillonario en las urnas.

En el final de su viaje presidencial a Asia, Obama dijo que sus reuniones con mandatarios extranjeros durante el viaje son una demostración de que gobernar es un “asunto serio”, que requiere conocimientos, preparación y políticas cuidadosamente elaboradas que se puedan llevar a la práctica. Exhortó a los estadounidenses a no permitir que la “conducta indignante” vista en medio del estruendo de la campaña se convierta en la nueva normalidad.

“Lo más importante para la gente y la prensa es escuchar lo que dice y hacer preguntas sobre ideas que parezcan contradictorias o desinformadas o directamente chifladas”, dijo Obama.

Durante la campaña, Obama ha calificado reiteradamente a Trump de “no apto” para el puesto de comandante en jefe y ha dicho que arrastra al Partido Republicano en una dirección peligrosa y sin precedentes. Obama ha respaldado a Hillary Clinton y ha dicho que prevé hacer campaña enérgicamente de cara a las elecciones de noviembre.

Obama hizo declaraciones al cabo de una gira de nueve días que lo llevó a Laos y China con escalas previas en Nevada, Hawaii y el atolón de Midway en el Pacífico. Es el último de sus 10 viajes presidenciales a Asia, donde vivió durante su infancia con su madre en Indonesia.

“Cuando recuerdo la época que pasé aquí de niño, no puedo dejar de sorprenderme ante los progresos extraordinarios de la región durante las décadas transcurridas, aunque queda mucho por hacer”, dijo Obama.

La lista de asuntos pendientes está encabezada por el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), un tratado de libre comercio de 12 naciones mediado entre otros por Obama. El acuerdo aún no ha sido ratificado por el Congreso en Washington, donde enfrenta la oposición de ambos partidos, pero Obama dijo que planea hacer todo lo posible para convencer a los legisladores que lo aprueben este año.
EFE