19 de septiembre de 2016

Carlos Vives, una fiesta colombiana en Chavón

A Carlos Vives o le devolvieron la bicicleta o consiguió una nueva para venir a República Dominicana pero de lo que no cabe duda es que el colombiano trajo en ella una verdadera fiesta al escenario de Altos de Chavón que puso a vibrar el anfiteatro completo.

Un cancionero de 19 temas, anécdotas, banderas, orgullo por su patria, su cultura y sus raíces y la sencillez y pasión que impregnó el colombiano de 55 años a cada sencillo que iba revelando, mantuvieron de pie durante toda la puesta en escena de “La fiesta de todos” al público que llenó por completo el lugar de piedras.

Cuando el reloj marcó las 9:01 de la noche, las luces se apagaron y los once músicos y las dos coristas de Carlos Vives empezaron a prepararse mientras aún sonaba “Don’t stop the party” de Black Eyed Peas con la luna llena justo encima de la tarima.

Tres minutos después, el sonido de la gaita colombiana dio paso a la entrada del intérprete de “Ella es mi fiesta”, vistiendo de negro con una chaqueta que decía “Vives”, en la parte de atrás y la bandera de su país en el lado del corazón, y de la que se desprendió al finalizar “Ella”, del álbum “La tierra del olvido” (2012), su primera interpretación.

No saludó. Se sentía tan cómodo que de inmediato empezó a hacer anécdotas sobre “Déjame entrar”, referencias sobre el perico ripiao tras el toque del acordeón y a interactuar con colombianos, venezolanos, dominicanos y cada cara distintiva que veía entre el público.

El público estuvo de pie desde el principio y él, lleno de energía. Hasta las 11:11 que finalizó el concierto, Carlos Vives no paró de bailar y disfrutar los ritmos que de su tierra lleva años interpretando como si fuese la primera vez.

“Si yo fuera a un concierto de Juan Luis Guerra o de mi ‘parse’ Fonseca, yo no los vería por qué solo estaría ba

ilando y disfrutando, eso se hace con la buena música”, dijo en un momento para minutos después recordar que estuvo por primera vez en La Romana en 1998 en apoyo a los afectados por el ciclón Georges.

Al momento de cantar “Gota fría”, llamas rojas bordaron el escenario y con guitarra plateada en manos terminó de encender la fiesta y si quedaba alguien sentado, dejó de estarlo tras la interpretación del éxito de 1993. Al cancionero le siguieron “Carito”, “Quiero verte sonreír”, “El amor de mi tierra”, “Bailar contigo”, “Tu amor eterno” y “Cartagena la fantástica”.

Para interpretar sus featurings, se hizo acompañar de sus vocalistas quienes también trajeron un poco de cultura con sus vestuarios y enérgico baile. “El mar de tus ojos”, junto a Chocquibtown, y “Nota de amor”, con Daddy Yankee y Wisin, y “La tierra del olvido”, junto a Fanny Lu, Fonseca, Cholo Valderrama, Herencia de Timbiquí, Andrea Echeverri, Coral Group y Maluma.

La fiesta colombiana que armó Carlos Vives en el escenario de Altos de Chavón gracias a Casa de Campo y Brugal, terminó con el también compositor paseándose en una bicicleta, también negra, por todo el escenario interpretando el vallenato en el que comparte créditos con su compatriota Shakira, la cual, al finalizar, dejó puesta mientras se acercaba al borde de el escenario a saludar y hacerse una que otra foto con los que estaban más cerca. Luego cogió su bicicleta y salió tras sus músicos a llevar “La fiesta de todos” a su próxima parada.

La mañana del domingo, el artista compartió a través de su cuenta en Instagram una fotografía con el texto: “Gracias a mis hermanos dominicanos por este regreso increíble y por su generosidad con los aplausos”. Al despedirse en Chavón, Carlos Vives agradeció al público dominicano por no haberle olvidado. l

De fruta fresca a casarme contigo

Antes de que Carlos Vives saliera pedaleando a culminar su fiesta, interpretó “Fruta fresca” (1999), uno de los temas más conocidos de su trayectoria y que representó uno de los favoritos del repertorio, antes del cual hizo referencia a la gaita colombiana que tocó explicando que está hecha de corazón de cactus del Caribe. El momento romántico de la noche fue cuando Vives invitó a un joven identificado como “Federico” a pedirle matrimonio a su novia durante “Quiero casarme contigo”, tanto el cantante como el ahora prometido se arrodillaron ante la joven y cantaron.
(Fuente: elcaribe.com.do)