24 de agosto de 2016

Trump acusa a Clinton de ser demasiado débil

Nueva York (AP). Donald Trump y sus aliados republicanos acusan a Hillary Clinton de ser débil, demasiado delicada para las duras responsabilidades de ser un presidente.
 
En su afán por criticar a la candidata demócrata, Trump y sus colegas están incurriendo, según expertos, en una retórica que raya en el machismo. Es parecido a lo que ocurrió en las primarias, cuando Trump insultaba a sus rivales como ejemplo diciéndole “aburrido” a Jeb Bush, llamando a Ted Cruz “Ted el mentiroso” y a Marco Rubio “Marco el pequeñín”. Pero estas críticas a Clinton van más allá de su acostumbrado epíteto de “Hillary la chueca”, sus denuncias sobre el servidor privado de correo electrónico que usó Clinton y las críticas a las decisiones de ella como secretaria de Estado.

Trump dijo a que Clinton “no tiene la resistencia, ni mental ni física para enfrentarse al Estado Islámico y a todos los adversarios que tenemos”.

En diciembre se burló de la ropa que ella viste. En otros eventos ha recurrido a estereotipos sobre mujeres en referencia a Clinton, que de ganar las elecciones sería la primera mujer que ocupa la presidencia de Estados Unidos. Una frase típica de Trump: Clinton no luce como un presidente tradicional.