10 de agosto de 2016

Referendo en Venezuela parece no será en 2016

Caracas (AP).- Las autoridades electorales de Venezuela anunciaron el cronograma para activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, el cual amenaza la esperanza de la oposición de que se realice a tiempo para convocar a una elección que podría llevarlos al poder.La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, dijo que de cumplirse todos los requisitos, hacia finales de octubre la oposición podría recolectar las nuevas firmas, lo cual abriría un proceso de casi un mes para validarlas y luego comenzaría un plazo de 90 días dentro del cual podría celebrarse el referendo.

De cumplirse el límite máximo de los 90 días continuos, la realización del referendo podría darse hacia febrero del 2017 lo que descartaría la posibilidad de una nueva elección presidencial y obligaría a que los últimos dos años del actual período presidencial sean completados por el vicepresidente en turno, según establece la constitución.

Luego de que consiguió en una primera etapa el 1% de las firmas de los electores, la oposición ahora debe recolectar el equivalente al 20%, o cuatro millones de votantes, para avanzar en la activación del referendo.

Analistas consideraron que la decisión de la autoridad electoral limita a la oposición, que de inmediato criticó a la autoridad electoral.

La realización del referendo este año se ha cerrado a un “mínimo de posibilidad”, dijo el consultor político Edgar Gutiérrez, para quien la oposición necesitará la “máxima cantidad de presión social y política concentrada en el tiempo” para lograr que la consulta se dé este año.

De convocarse el referendo, la oposición deberá alcanzar 7.5 millones de votos contra Maduro para lograr la revocatoria del mandato del gobernante.

El dirigente opositor Henrique Capriles, uno de los principales promotores de la consulta, acusó a Lucena de hacer un “ejercicio de cinismo y mentiras” para tratar de generar “desaliento, desesperanza” entre los opositores, y sostuvo que “no hay ninguna razón legal ni técnica” que impida que se realice este año el referendo.