5 de agosto de 2016

La Policía colombiana detiene a 25 haitianos ilegales en puerto del Pacífico

BOGOTÁ (EFE). La Policía colombiana detuvo a 25 inmigrantes haitianos, dos de ellos menores de edad, que llegaron de forma ilegal a la ciudad de Buenaventura, en la costa del Pacífico, en tránsito hacia Estados Unidos, informó hoy la institución.

Según las autoridades los haitianos partieron de Brasil y tomaron una ruta que incluyó Perú y Ecuador hasta llegar a Colombia, desde donde intentan seguir viaje a Estados Unidos por el puerto caribeño de Turbo, en la región de Urabá, limítrofe con Panamá, con la ayuda de mafias dedicadas a la trata de personas.

“Teniendo en cuenta que a nivel nacional se han presentado problemas con inmigrantes que cruzan la frontera especialmente de Ecuador utilizando a Colombia como tránsito, se han realizado diferentes controles en la región”, manifestó el comandante de Policía de Buenaventura, coronel Marcelo Russi.

El oficial agregó que se están realizando operativos para ubicar personas que “quieren venir a cometer delitos en el puerto” de Buenaventura.

El coronel Russi detalló que se hicieron “dos aprehensiones una de 14 y otra de once (inmigrantes), todos de nacionalidad haitiana, los cuales fueron dejados a disposición de Migración Colombia”.

Algunos haitianos aseguraron que habían llegado a Buenaventura pocas horas antes de que la policía los detuviera en el hotel donde pasarían el día para salir luego rumbo a Medellín, donde al parecer les darían documentos falsos para viajar a México y después a EE.UU.

Migración Colombia deportó este jueves a 360 inmigrantes ilegales, gran parte de ellos de nacionalidad haitiana, que fueron descubiertos por las autoridades en siete departamentos del país.

Este jueves también fueron deportados 13 cubanos y tres indios que fueron descubiertos por las autoridades cuando estaban recién llegados a un hotel de Turbo.

Los extranjeros no forman parte de los cerca de 1.300 inmigrantes cubanos que se encuentran hacinados en una bodega de ese Puerto colombiano desde hace más de dos meses, según medios locales.

La situación es cada día más tensa en Turbo tras el anuncio de Migración Colombia de que, ante el cierre de la frontera con Panamá para los indocumentados, deportará a los cubanos a su país o a Ecuador, país por el que entraron a Colombia.

El director general Migración Colombia, Christian Krüger, explicó que las deportaciones hacen parte del plan de choque que ha puesto en marcha el Gobierno.

Según Krüger, al menos 120 cubanos se han acercado a la oficina regional para ser deportados voluntariamente.

Un censo de la Defensoría del Pueblo hecho la semana pasada contabilizó hasta el 28 de julio 1.273 cubanos hacinados en una bodega de Turbo, de los cuales 260 son menores de edad.

La Alcaldía de esa ciudad, que declaró calamidad pública por la avalancha de inmigrantes, calcula sin embargo que son unos 3.000 los cubanos permanecen en la población, con la intención de seguir viaje a Estados Unidos.