24 de agosto de 2016

Al menos 73 muertos tras el terremoto en el centro de Italia

Roma (EFE)-. Al menos 73 personas han muerto y decenas siguen aún desaparecidas tras el terremoto de 6 grados en la escala Ritcher ocurrido hoy en el centro de Italia, según informó la Protección Civil en una rueda de prensa.

La jefa de emergencias de la Protección Civil, Immacolata Postiglione, explicó que el número está destinado a cambiar debido a los desaparecidos y que el área afectada es muy amplia con numerosas pequeñas localidades.

Postiglione explicó que de las 73 víctimas oficiales, 53 se han producido entre las localidades de Accumoli y Amatrice, en la provincia de Rieti, en la región de Lacio, y las otras 20 en Arquata de Trontro, en la región de las Marcas.

Entre estas víctimas, más de 40 se han producido en Amatrice, mientras que otra veintena son los fallecidos en las localidades de Arquata y Pescara del Tronto, y que han quedado completamente destrozadas tras el seísmo.

El alcalde de Accumoli, Stefano Petrucci, informó de que el balance de las víctimas de su localidad, que comprende también otras 17 pedanías, asciende por el momento a siete personas.

Entre los muertos de Accumoli figura una familia completa: Andrea Tuccio y su mujer Graziella Torroney sus dos hijos, Riccardo y Stefano, de 8 años y siete meses, que tras horas de búsqueda fueron encontrados muertos entre los escombros de su casa.

Se sigue excavando en busca de supervivientes tanto en Amatrice, Accumoli y Arquata, los tres pueblos más afectados y que según los alcaldes han sido completamente destruidos.

Durante la mañana se han podido rescatar a decenas de personas que habían quedado atrapadas en los escombros de sus casas en las que dormían.

El terremoto que se produjo a las 03.36 hora local (01.36 GMT) cerca de la población de Accumoli, en la provincia de Rieti, y su epicentro se situó a tan solo 4 kilómetros de profundidad, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia.

Pero la atención de ahora de la Protección Civil, que coordina las tareas de rescate y de ayuda, es la de alojar a las miles de personas que se han quedado sin hogar.

Según Protección Civil, ya se han instalado cuatro campos con tiendas, cocina y baños en varios puntos de la zona con una capacidad cada uno de 250 personas.

Postiglione explicó que las unidades móviles de otras regiones se están desplazando a las localidades afectadas para brindar apoyo y que están listos para actuar de acuerdo a las peticiones que lleguen de la zona.


Entre las solicitudes, apuntó que el alcalde del municipio cercano de Montegallo ha reclamado tiendas de campaña para sus habitantes porque no quieren volver a sus casas a pasar la noche por seguridad.

La responsable añadió que las regiones limítrofes están también disponibles para acoger a esas personas que no tienen dónde dormir.

Se espera que más de 800 personas, sobre todo especialistas, sean destinadas durante la jornada para trabajar en las labores de emergencia, según las autoridades.