14 de julio de 2016

Un australiano pierde un testículo durante operación ilegal en un hotel

SÍDNEY. Un australiano de 52 años perdió un testículo en una operación ilegal que se llevó a cabo en un hotel de Sidney y que había contratado a través de un anuncio por internet, informan hoy los medios locales.

La operación la llevó a cabo el también australiano Allan George Matthews, de 57 años y sin titulación médica.

Matthews se declaro culpable el miércoles en los juzgados de Port Macquarie de la intervención, pero no del cargo de imprudencia grave con lesiones.

La próxima vista se celebrará a mediados de agosto, según decidió el juez Dominique Burns.

La víctima, David Hiller, residente en Port Macquarie, llevaba muchos años sufriendo las consecuencias de un golpe que le propinó un caballo en la entrepierna sin que los médicos encontrasen un remedio.

Decidió poner un anuncio por internet que atendió Matthews y quedaron en llevar a cabo la intervención en una habitación de hotel el 16 de mayo pasado.

Tras la amputación, Hiller acudió a un hospital para que le atendiesen y se abrió una investigación que llevó a la detención de Matthews.  EFE