21 de julio de 2016

Leonel Fernández, Zapatero, Torrijo y Samper se reúnen con Gobierno Venezuela

Caracas (EFE)-. El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el colombiano Ernesto Samper,los expresidentes designados para mediar en la instalación de un posible diálogo político en Venezuela, se reunieron con el Gobierno de Nicolás Maduro, informaron hoy fuentes gubernamentales.

Samper, junto al expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, el expresidente dominicano Leonel Fernández, y el panameño Martín Torrijos, designados por la Unasur como mediadores para entablar conversaciones con los opositores se reunieron con la delegación designada por Maduro, informó la canciller de ese país Delcy Rodríguez.

En un mensaje publicado en la red social Twitter, la ministra de Exteriores venezolana informó que el encuentro, celebrado este miércoles en Caracas tras la llegada de Samper y los expresidentes, se trató de "una reunión de trabajo" para la instalación del diálogo.

A la reunión, de la que no se conocen detalles, asistió la canciller venezolana y el alcalde del municipio Libertador de Caracas, el chavista Jorge Rodríguez, ambos miembros de la comisión delegada por Maduro para estas gestiones.

Este es el segundo viaje que hacen los expresidentes a la capital venezolana en menos de dos semanas para impulsar las conversaciones entre el chavismo y la oposición sin que se conozca acerca del avance en estas gestiones.

El pasado 13 de julio, Zapatero, que lidera el grupo de mediadores internacionales, se reunión con esta misma delegación y un día antes con los diputados opositores Enrique Márquez (Un Nuevo Tiempo), Freddy Guevara (VP), Timoteo Zambrano (UNT), Luis Aquiles Moreno (Acción Democrática), Julio Borges y Alfonso Marquina (Primero Justicia).

En esa reunión los diputados opositores le reiteraron sus condiciones para el diálogo, entre las que se cuenta la activación del referendo para revocar el mandato de Maduro.

La oposición, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática, también pide la ampliación de la mediación internacional con presencia del Vaticano, el cambio a Venezuela de la sede de las reuniones, el final de las detenciones "ilegítimas" y el reconocimiento del Parlamento de mayoría opositora.