25 de julio de 2016

Fernando Villalona: “Hay una palabra que lo resume todo, que es el carisma”

Santo Domingo -. El Mayimbe no sabe lo que va a pasar mañana en su concierto “45 años Fernando Villalona, de vuelta a Bellas Artes”. “Estoy tan asustado que no se”, dice el artista, quien estos días ha estado rememorando la noche del 26 de julio de 1971, cuando con su participación en el Festival de la Voz, que organizaba el maestro Rafael Solano, dio inicio a su carrera artística.

Aunque en este certamen quedó en quinto lugar, el pueblo dominicano lo eligiría como el número uno. Muchas cosas pasan por la cabeza de Fernandito, manera con que el cariño de la gente lo nombró, ya que contaba solo con 16 años cuando concursó cantando “Lágrimas para un recuerdo”, del argentino Yaco Monti.

Una de esas cosas que no puede olvidar Villalona es el sonido del público del festival, al anunciarse que el ganador era Frank Valdéz, gritando: ¡fraude! Eso lo hizo sentir recompensado, a pesar de que asegura que no se sintió mal por haber perdido, ya que reconoce la calidad de sus competidores. “Una cosa recompensó la otra. El simple hecho de ver que el público estaba peleando por mí”, comenta, y que los hermanos, Bolívar y Fulgencio Espinal, quienes lo apoyaron en esa aventura, lo buscaron en el camerino para que viera lo que había provocado en el público su actuación. Lo demás es historia.

Fernando Villalona, el carisma artístico

Fernando Villalona ha sido uno de los artistas que más cariño ha recibido del puelo dominicano. No en vano es llamado “El niño mimado”.

Un afecto espontáneo que inició hace 45 años y que el mismo artista atribuye a lo que pasó aquel 26 de julio cuando perdió el Festival de la Voz, pero obtuvo un premio mayor. “Pienso que ellos sintieron que hicieron un abuso conmigo, es lo primero que me llega a la mente”, ha dicho El Mayimbe a LISTÍN DIARIO, y que la audiencia de esa noche se encariñó con él porque era un jovencito de 16 años que venía de un campo del país y que a lo mejor no tendría otra oportunidad.

Uno de los testigos de ese momento es José Pujols, quien le dijo a Fernandito que él estuvo ahí ese día y que ahora no podía perderse este concierto. “Eso me llegó al corazón”, expresa Villalona, quien al recordar ese tiempo no olvida los nombres de los que le dieron la mano, como sus compueblanos, los hermanos Félix y César Espinal, quienes le recomendaron cantar “Lágrimas para un recuerdo”, de Yaco Monti, a Juan y Mario Lama, quienes le patrocinaron una beca para estudiar canto con la soprano Ivonne Haza.

Pero lo que pasaría después, cuando dio forma a su carrera, primero con Los hijos del rey y luego con su propia orquesta, lo harían la figura más popular de la escena merenguera de los años 80. “Hay una palabra que lo resume todo, que es el carisma”, entiende Ramón Fernando Villalona Évora, nombre completo del cantante.

Pero no todo fue bonito en una carrera en la que estuvo en la cúspide de la fama y el estrellato, ya que su adicción a las drogas pudo haber opacado su lado artístico.

Contrario a lo que pudiera pensarse, Fernando no fue seducido por ese vicio luego de estar en el ambiente musical de Santo Domingo, sino que antes de llegar a la ciudad tenía en mente consumir estas sustancias. “Desde antes de venir para acá oía que los artistas se drogaban y me dije, desde que llegue y cante la primera canción es candela que le voy a dar, sin saber”, confiesa Villalona, quien hoy profesa la religión cristiana y cada vez que tiene la oportunidad advierte sobre los daños que ocasiona esta adicción.

El mismo cariño del pueblo, de amigos y de su familia fue determinante en esa etapa para ayudarlo a salir de un vicio del que lleva ya muchos años liberado. “Dios tiene todo calculado y quizás me hizo pasar todo eso para que pudiera decir con tanta firmeza que soy un sobreviviente, un ejemplo vivo de lo peor que hay en la droga”, comenta el artista que revivirá mañana el inició su carrera.

PUNTOS CLAVE El Festival de la Voz, que organizaba el maestro Rafael Solano tenía como participantes a unos 20 jóvenes de los pueblos del país. Con 16 años de edad, Fernando Villalona había dejado Loma de Cabrera, municipio de la provincia Dajabón, para ir detrás de su sueño,

ser artista. Esa noche?un jurado compuesto?por 25 personas se encargarían de elegir a un ganador entre ellos: Ivonne Haza de Bisonó, Bienvenido Bustamante, Papa Molina, Luis?Rivera, Antonio Morel, Luis José Mella, Nelson Lugo, Edmundo Espinal, Babín Echavarría, Leonor Porcella de Brea, Danny de León, Jorge Taveras, Luis Chabebe, Efrain Castillo y René del Risco. Mientras Nóbel Alfonso, Jesús Sánchez, José Joaquín Pérez, Hugo Adames, Vivian Guerra, Roxanna Gil, Carolina Núñez y Luis Pichardo fueron los presentadores. Fernando Villalona

ganó el quinto lugar y el primer lugar fue a parar a manos de Frank Valdés, representante del Distrito Nacional.
(Fuente: listindiario.com)