12 de julio de 2016

Facebook Messenger acaba “copiando” a Whatsapp y Snapchat

Facebook ha anunciado el inicio de las pruebas del cifrado ‘extremo a extremo’ (‘end-to-end’) en su aplicación de mensajería Messenger con la intención de ofrecer mayor seguridad para que las conversaciones sean secretas. Algo de lo que se ha hablado mucho en meses pasados gracias a su implantación en Whatsapp.

La compañía está probando la posibilidad de que las conversaciones de persona a persona cuenten con encriptación ‘end-to-end’, lo que supone que el contenido de estas conversaciones sólo podrá verlo el destinatario en un dispositivo, como ha explicado Facebook en un comunicado.

Además, los usuarios, en estas conversaciones encriptadas, podrán programar el tiempo que el mensaje estará visible. Es decir, los mensajes enviados en estas conversaciones secretas se “autodestruirán” como ocurre en Snapchat.

Facebook ha asegurado que Messenger ya cuenta con medias de seguridad y herramientas que bloquean el ‘spam’ y el ‘malware’, pero que introducir la encriptación de ‘extremo a extremo’ es un paso más en la seguridad que los usuarios reclamaban para temas más delicados.