1 de julio de 2016

Detienen a presunto iniciador de la violencia contra los estudiantes de Ayotzinapa

MÉXICO.- Agentes de la Policía Federal y del Ejército Mexicano detuvieron hoy en la ciudad de Cuernavaca, estado central de Morelos, a un individuo presuntamente vinculado a la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa en 2014, informó la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

En un boletín, la Comisión indicó que el sospechoso está identificado como responsable de un grupo delictivo con presencia en Iguala, estado de Guerrero, integrado por varios hermanos detenidos en los meses de mayo, junio y diciembre de 2015.

Refirió que en seguimiento a labores de inteligencia e investigación se tuvo conocimiento del paradero del individuo en un hospital de Cuernavaca, donde se implementó un operativo en que se le detuvo sin realizar un solo disparo.

El individuo, de 37 años, tiene dos órdenes de aprehensión libradas por el Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el estado de Tamaulipas por delincuencia organizada en su modalidad de delitos contra la salud (narcotráfico), y por el Juzgado Noveno de Distrito en el estado de Guerrero por delincuencia organizada.

El detenido fue puesto a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), añadió la CNS.

Medios locales afirman que se trata de Víctor Hugo Benítez Palacios, líder del grupo criminal de los Tilos, señalado por el Gobierno federal de haber iniciado la violencia contra los estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero (sur).

De tratarse de Benítez, se estaría desarticulando al grupo de los Tilos, afiliado a Guerreros Unidos y conformado también por cinco hermanos suyos ahora presos: Osiel, Mateo, Salvador, Reynaldo y Orbelín.

De acuerdo con la versión de la PGR, los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron detenidos por policías municipales corruptos en Iguala, Guerrero, y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura en el municipio vecino de Cocula.
EFE