26 de julio de 2016

Apple alcanza los mil millones de iPhone vendidos en su historia

Considerado como el dispositivo móvil que reinventó la telefonía móvil y el aparato que marcó un punto de inflexión en la industria de la tecnología de consumo, el iPhone está cerca de alcanzar un nuevo hito: vender 1.000 millones de terminales desde que hiciera debut en 2007.

El logro de Apple de vender un total de mil millones de iPhone, cifra que se alcanzará durante el mes de julio, está al alcance de muy pocas compañías. Esta situación pone de manifiesto la maduración del mercado de los teléfonos móviles inteligentes, que por primera vez ha comenzado a descender las ventas. Esta situación ha pasado factura a la firma norteamericana que, después de 13 años, ha puesto fin a su racha de crecimiento económico como consecuencia del descenso en ventas del iPhone.

Tras innumerables temporadas marcadas por los récords constantes, las ventas de iPhone cayeron, pasando de 61 millones de unidades vendidas a los 51.2 millones registrados en el último trimestre, el equivalente a una reducción del 61% en comparación con el año pasado. Sin embargo, Apple está a punto alcanzar un logro poco común para cualquier empresa de electrónica de consumo y uno que pone de manifiesto la maduración del mercado de teléfonos inteligentes.

Según los datos del medio «Financial Times», la compañía norteamericana ha alcanzado recientemente la cifra de 987 millones de terminales iPhone vendidos desde que apareciera el primer modelo en 2007 de la mano de su extinto fundador Steve Jobs, que murió en 2011 víctima de un cáncer. Pero en pocas semanas se romperá un récord. Los analistas esperan que Apple venda unos 40 millones de iPhone en el último trimestre, unos 13 millones para el mes de julio completo, lo que permitiría a la compañía rebasar la significativa cifra de mil millones de unidades vendidas de su dispositivo estrella, que supone casi el 70% de sus ingresos totales.

Este punto de interés se produce en un momento en el que el impulso del iPhone se está debilitando a un año de su décimo aniversario. Los analistas, con todo, esperan que las ventas se sean en torno al 15% o 18% menos respecto al mismo período del año pasado. Pese a todo, la acogida del modelo más reciente, el iPhone SE, ha sido bastante buena, aunque los expertos coinciden en señalar que las ventas globales de dispositivos de alta gama verán mermadas sus expectativas en detrimento de un nuevo empuje de teléfonos de gama baja más baratos.

Apple, según «Financial Times», está luchando contra «fuertes vientos macroeconómicos en contra», lo que está provocando que algunos usuarios se aferren a dispositivos más antiguos durante periodos más prolongados, así como el auge de la competencia procedente de Asia y la robustez de su rival Samsung, que por primera vez ha logrado vender más terminales (el modelo Galaxy S7) que el iPhone en el mercado estadounidense.