2 de junio de 2016

Tiroteo en Universidad de California deja dos muertos

LOS ANGELES (AP) — Dos personas murieron en un tiroteo en la Universidad de California en Los Angeles, uno de los cuales posiblemente fue el agresor, dijeron autoridades de Los Angeles. 


Los agentes aún buscan a otras posibles víctimas y sospechosos que podrían estar sueltos, dijo James Herren, director del departamento policial en la UCLA. La policía de Los Angeles informó que se trató de un homicidio-suicidio. 

El campus en la parte occidental de la ciudad fue cerrado por motivos de seguridad y agentes del departamento de la policía, así como la fuerza policial de la universidad, corrían a través de campus, algunos con sus armas desenfundadas. 

En un momento, un grupo con equipo táctico irrumpió en un edifico y más de una decena de patrullas se dirigieron a Boelter Hall, un edificio de ingeniería. La gente salía de edificios con las manos en alto o tras sus cabezas y la policía le dijo a la gente que se mantuviera lejos. 

Se confirmó la muerte de dos personas, dijo el agente Aereon Jefferson del departamento policial a The Associated Press. El tiroteo ocurrió una semana antes de los exámenes finales, el momento culminante del sistema educativo de la UCLA, que cuenta con unos 43.000 alumnos. 

Muchos estudiantes utilizaron las redes sociales para que amigos y familiares supieran que estaban bien. Algunos describieron las frenéticas escenas de desalojo y la gran respuesta policial, otros describieron cómo permanecieron sentados en salones oscuros luego de bloquear las puertas. 

La actividad policial se centraba en un grupo de edificios de ingeniería cerca del campus que ocupa 170 hectáreas (419 acres) en Los Angeles. En un edificio de matemáticas cerca de Boelter Hall, agentes SWAT con armas desenfundadas revisaban a los estudiantes que salían uno a uno. Un hombre salió con sus manos arribas y le pidieron que se arrodillara. 

Un agente armado lo reviso a él y su mohcila, luego lo alejó con sus manos todavía al aire. La profesora de bioingeniería, Denise Aberle, dijo que podía ver "mucha actividad policial con innumerables vehículos" y un helicóptero de la policía sobrevolando el edifico de ingeniería. "La policía sigue llegando", dijo.