6 de junio de 2016

En en el país hay más de 10 puntos contaminados con tóxicos, incluyendo Mao

En el país existen más de diez sitios contaminados con PCB, un compuesto químico utilizado en transformadores eléctricos, el cual es considerado como uno de los doce contaminantes más peligrosos del planeta y que en contacto con el hombre puede provocar cáncer.

Según una evaluación de estas zonas con potencial de contaminación, realizada en el año 2007, dentro del Plan Nacional de Implementación del Convenio de Estocolmo sobre los contaminantes orgánicos persistentes, el bifenilo ploriclorado (PCB) está presente en varias localidades de la capital y el interior del país.

Entre éstas se encuentran el centro de operaciones de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), en la Zona Industrial de Herrera; un área de 15 metros cuadrados que se encuentra junto a la oficina de Edenorte en la subestación Mao, Valverde; el área de subestación junto al punto verde del kilómetro 10 y 1/2 de la autopista Duarte; un área de 60 metros cuadrados en la subestación situada cerca de la escuela Luis del Castillo en Sabaneta de Yásica; un área de 30 metros en San Francisco de Macorís; al lado de la subestación de María Trinidad Sánchez, en la estación eléctrica de La Vega y en la subestación de esa misma provincia cibaeña, las cuales están contaminados con aceite de transformadores.

Otra sustancia altamente tóxica y carcinógena presente en el país es el Dicloro Difenil Tricloroetano (DDT), un plaguicida que era usado por el Ministerio de Salud Pública para el control de vectores transmisores de enfermedades como la malaria, cuyo uso fue descontinuado en el año 1991, mediante el Decreto 217.

A partir de esta prohibición, en el Centro de Control de Enfermedades Tropicales (CENCET), del Ministerio de Salud Pública, quedaron almacenadas 20.46 toneladas de dicha sustancia en un local ubicado entre la Avenida Duarte y la calle Osvaldo Bazil, próximo al sector de Villa Consuelo.

Trabajan para eliminar PCB y DDT

Esta información está contenida en el Perfil Nacional de Sustancias Químicas y Residuos Peligrosos, publicado este mes por el Ministerio de Medio Ambiente, cuyo informe resalta que el país no cuenta con una infraestructura disponible ni recursos financieros para la disposición final de este y otros productos de forma ambientalmente segura.

Sin embargo, la institución informó ayer a elCaribe que ya se inició el proceso de evaluación técnica, cuantificación y almacenamiento temporal de estas dos sustancias para proceder con su disposición final de manera gradual, acorde con los acuerdos internacionales establecidos.

Señaló que los Bifenilos Policlorados (PCB), contenidos en transformadores están almacenados en “puntos verdes” bajo la responsabilidad de la CDEEE y existe un proyecto para eliminarlos de forma ambientalmente segura.

Contaminación de suelos

Existen otras áreas contaminadas ubicadas en Sierra Prieta, Monte Plata, con un bunker de residuos radiológicos y nucleares de la Comisión Nacional de Energía; así como una reserva de 500 metros cuadrados de desechos químicos en el área de almacenamiento de residuos históricos de la antigua Rosario Dominicana, que contiene asbesto, xantatos, baterías, PCB, tubos fluorescentes y clorados, materiales que han contaminado los suelos. Según el Perfil, desde hace cinco años otros desechos peligrosos, como aceites usados y baterías de ácido plomo usadas, chatarras de hierros, plásticos, papel y cartón, están siendo mejor manejados mediante procesos de recuperación y reciclado en los últimos cinco años, gracias a iniciativas del sector privado.

Baterías


Al hablar sobre el mercado de baterías, señala que el país maneja más de 67 mil toneladas por año, de las cuales existe capacidad para la recuperación de un 20%, mediante la exportación a países como Estados Unidos, China, Corea e Israel.

Este desecho fue el de mayor registro de exportación entre los años 2010 y 2011 y actualmente la legislación dominicana prohíbe la importación de desechos mediante la ley 64-00 de Medio Ambiente y la Ley 218-84.

En cuanto a la comercialización de residuos de metales, señala que unas 40 empresas tienen autorización ambiental para realizar esta actividad y que actualmente los controles de monitoreo de chatarras ha mejorado con la exportación de cientos de empresas metaleras.

La capacidad de remediación es muy baja

El informe destaca que el país no cuenta con normas técnicas de gestión y remediación de suelos para establecer niveles de limpieza efectivos, además de carencias de herramientas técnicas y metodologías para una gestión efectiva de las áreas contaminadas. Es por ello que insisten en la necesidad de una readecuación e inversión en la mejora de infraestructuras especiales para estos fines, de manera que sean capaces de recibir y dar tratamiento controlado en sus procesos de eliminación de sustancias y materiales peligrosos. El país adolece de una evaluación de riesgos a la salud y el ambiente de las poblaciones cercanas a estos puntos.

Peligro

Tanto el DDT como el PCB son sustancias altamente tóxicas, causantes de cáncer cuando entran en contacto con personas.-
(Fuente: elcaribe.com.do)