8 de junio de 2016

Domínguez Brito se reúne con presidente de la Cámara de Diputado

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, solicitó al presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, la puesta en agenda y aprobación del tratado de extradición suscrito entre los gobiernos de la República Dominicana y los Estados Unidos de América.

Domínguez Brito resaltó la importancia de este instrumento jurídico, que permitirá mayor efectividad en la persecución penal de aquellos ciudadanos que cometiendo delitos tratan de evadir la pena, escapando de las jurisdicciones donde ocurren los mismos.

Este tratado de extradición establece la obligación de ambos estados de extraditar a sus nacionales a los fines de su enjuiciamiento, imposición o cumplimiento de una sentencia condenatoria a pena privativa de libertad.

El nuevo acuerdo ampliaría los tipos penales que dan lugar a la extradición, independientemente del lugar donde ocurrieron los hechos que constituyen el delito. Además establece la excepción para la extracción de aquellos casos de delitos políticos.

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, expresó igualmente que en el presente tratado se establece de manera clara y precisa todo lo referente a los trámites y los documentos requeridos.

En tanto que el presidente de la Cámara de Diputados, manifestó entender "la prioridad que tiene que sea colocado en agenda la revisión del Tratado de Extradición firmado por los Estados Unidos y República Dominicana, y así lo haremos, confiados en que tras el conocimiento del mismo, pueda ser aprobado para su inmediata ejecución por ambas naciones".

Abel Martínez manifestó que colocarán en agenda el conocimiento del Tratado de Extradición, así como el proyecto sobre la Ley de Armas, “y otras importantes normativas pendientes de aprobación tendentes a fortalecer no solo la lucha contra el delito y la criminalidad, sino también que desde la Cámara de Diputados estamos prestos a aprobar todo cuanto tiene que ver con el fortalecimiento de un Estado de Derecho”.

En el tratado de extradición suscrito por ambos gobiernos también trata sobre los arrestos provisionales, así como todo el referente a las solicitudes realizadas por varios estados y de las incautaciones y entrega de objetos conectados con los delitos.

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, dijo que este tratado sustituiría el suscrito en el año 1909 y que el mismo constituye no sólo un paso de avance en la lucha contra el crimen organizado, sino que fortalece las relaciones bilaterales entre los Estados Unidos de América y la República Dominicana.

Finalmente, señaló que junto a la Ley de Extinción de Dominio, el nuevo tratado de extradición constituye una herramienta básica contra el crimen organizado en la República Dominicana.