21 de junio de 2016

CMD dice 'caos' en emergencias es reflejo de la actual crisis

Santo Domingo -. Querer ingresar un paciente en cualquier hospital público de la capital es un verdadero “lío” por falta de camas, asegura el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), quien entiende que el caos en los servicios de emergencias es un reflejo de la realidad de la condición de los hospitales y del sector salud dominicano.

El doctor Waldo Ariel Suero dijo que esa situación de crisis que afecta los servicios de salud se debe a que hasta el momento las autoridades solamente ponen parches a los problemas y no hacen el cambio radical que requiere el sistema, que debe abarcar mayor presupuesto. Dijo que además de las deficiencias de camas para internamiento que afecta a los grandes hospitales, hay otras condiciones que limitan la atención como es el déficit de personal, de insumos, equipos y problemas en gerencia en algunos casos, ya que en los nombramientos sigue primando la política. A esto se suma, señaló, que los bajos salarios y la falta de incentivos impiden que el personal de salud quiera irse a lugares apartados a ejercer la profesión y que tampoco quiera irse de pensión, porque aparte de que se le baja el salario, se le quita el seguro médico. Agregó que actualmente hay unos 8,000 servidores de la salud por encima de 65 años de edad, por lo que califican para pensión.

Señaló que hay unos 54 hospitales que están siendo intervenidos al mismo tiempo, lo que ejerce presión sobre los demás; a lo que se suma que hay que modificar y hacer cumplir las legislaciones, sobre todo la ley 87-01 de Seguridad Social, para que proteja verdaderamente a la población y no siga enriqueciendo a un grupo.

Suero habló sobre el tema al referirse a la serie de reportajes “Las Emergencias en Emergencia” que publicó recientemente Listín Diario, donde se dan a conocer las dificultades por las que atraviesa la población cuando acude en busca de servicios de emergencia en clínicas y hospitales, y la poca capacidad de respuesta al momento del paciente requerir ingreso en salas normal o de intensivo. Entiende que si a un médico se le ofrece mejores expectativas de vida, con buen salario e incentivo, se iría a ejercer a otros lugares, lo que evitaría la concentración de personal y pacientes en hospitales de la capital. Dice que indudablemente se han hecho esfuerzos, como es el caso de construcción que se lleva a cabo en el hospital Luis Eduardo Aybar que lo convertirán en un moderno centro, pero que eso no implica el cambio radical y el empoderamiento que necesita el sector.
(Fuente: listindiario.com)