7 de junio de 2016

Bodegueros dominicanos enfrentan atracadores en Nueva Jersey e impiden que se lleven la caja fuerte

Dos bodegueros dominicanos radicados en Paterson (Nueva Jersey), se enfrentaron a cuatro atracadores e impidieron que se llevaran la caja fuerte del negocio, aunque dijeron que estaba vacía.

Vituro Guzmán y Urbano Guzmán, quienes atendían el establecimiento “99 ¢ & More Nickymania” situado en el 134 de la Cuarta Avenida en Paterson, arriesgaron sus vidas el jueves 26 de mayo, cuando los criminales entraron al local armados de machetes y una pistola.

Los atracadores, por cuyo acento se presume que son dominicanos, halaron a uno de los comerciantes por el cuello, mientras otro les exigía que les entregaran todo lo que había en el negocio, la caja registradora y la caja fuerte, que trataron de llevarse.

El vídeo de la cámara de seguridad muestra todas las incidencias del atraco. Aparece Urbano persiguiendo a uno de los ladrones, que cargaba la caja fuerte, pero sin la ayuda de sus cómplices, por lo que tuvo dejarla en el suelo. Fue ayudado por un vecino en la persecución al ladrón.

Al verse acorralados y delatados los atracadores, que estaban encapuchados, optaron por huir en un vehículo negro Station Wagon.

Desde la fecha del robo son buscados por detectives de la policía en Paterson.

Mostrando una espada, Vituro dijo que tenía intención de enfrentarse a los ladrones, mientras Urbano narró que tomó una botella con el propósito de quitarle la pistola a uno de los asaltantes, pero que el criminal, aunque apuntaba el arma hacia el bodeguero, desistió de continuar hacia adelante y dio media vuelta.

Al parecer, los atracadores creyeron que había un botín en la caja fuerte.

“Son muchachos de 16 y 17 años de edad y tienen acento dominicano. Eso es lo que da más pena”, señaló Vituro al referirse a la descripción de los cacos.

“Uno se metió por ahí con un machete y me estaba amenazando”, narró Vituro.

“Otro le voceaba algo sobre la caja y el cómplice le contestaba que la tenía, mientras apuntaba con la pistola”, dijo.

Los atracadores entraron al negocio a las 8:38 de la noche de la referida fecha.

“Cuando yo le iba a dar el botellazo para quitarle la pistola, apareció uno de ellos, con un machete”, cuenta Urbano.

Los comerciantes dijeron que esta es la segunda ocasión en que el establecimiento es atracado, ahora, con mejor suerte que la primera vez.
(Fuente: diariolibre.com)