9 de mayo de 2016

Pandillero dominicano murió asfixiado antes de que fuera lanzado al mar

NUEVA YORK. El pandillero dominicano Pedro Martínez (Peter), cuyo cuerpo sin vida fue rescatado en aguas marítimas de la bahía Sheepshead Bay en Brooklyn, murió asfixiado antes de que fuera lanzado al mar, reveló la autopsia oficial de la Oficina del Médico Forense, revelada el sábado por la policía de Nueva York.

El cuerpo en descomposición de Martínez, quien según los investigadores era miembro de la pandilla “The Crips”, estaba también dentro de bolsas plásticas de basura, la cara tapada con cinta adhesiva, las manos atadas a la espalda y los pies tapiados en dos cubos de cemento.

Allegados al muerto dijeron que probablemente Martínez, debía “un montón de dinero”, aunque no especificaron el origen de la presunta deuda ni a quien o quienes se lo adeudaba.

“Pedro Martínez murió por asfixia después de que alguien le tapó la boca y la nariz con cinta adhesiva”, dijo una portavoz del médico forense.

Su cadáver fue hallado el lunes de la semana anterior alrededor de las 10:30 de la mañana por un estudiante del Colegio Comunitario Kingsborough que notificó a las autoridades.

Martínez, de 28 años de edad, era un exconvicto y era uno de los líderes de la célula “100 Cloccs”, una ramificación de la pandilla “G-Stone Crips”, que opera cerca de donde él vivía en el vecindario de Canarsie, Brooklyn, según la investigación.

Había estado desaparecido por dos meses y “debía un montón de dinero”, le dijo su novia embarazada a los investigadores.

Martínez había sido detenido 31 veces, según su récord judicial y policial.

En 2011, fue condenado a dos años de prisión tras ser declarado culpable por robo de identidad en el condado Suffolk.

No se han hecho arrestos y la policía no ha identificado a ningún sospechoso.

“Hay una larga lista de personas que querían este tipo muerto”, señaló una fuente de la investigación.
(Fuente: diariolibre.com)