13 de mayo de 2016

Desalojan a 9.000 por incendio en vertedero cerca a Madrid

MADRID — Las autoridades españolas ordenaron el viernes por la noche el desalojo de 9.000 personas de un complejo de departamentos después que un incendio en un vertedero de neumáticos que lanzó al cielo espectaculares nubes de humo negro. 
 
El gobierno regional de Castilla-La Mancha tuiteó la noche del viernes que unos 8.000 residentes de los departamentos en el pueblo de Seseña, cerca de Madrid, ya habían dejado sus viviendas. El gobierno dijo que ambulancias eran enviadas al complejo para evacuar a los residentes con problemas de salud y que no podían irse por su cuenta. 
 
Nadie resultó herido durante el incendio, que las autoridades sospechan que alguien comenzó de forma deliberada. La espectacular nube de humo negro era visible desde Madrid, a más de 30 kilómetros (20 millas) de distancia. Se cree que el vertedero de neumáticos es el más grande de Europa, según dijo en la emisora de radio Cadena Ser el alcalde de la localidad, Carlos Velázquez. 
 
 La orden de evacuación se emitió debido a que se anticipaba un cambio de condiciones meteorológicas durante la noche que podría inundar de humo el complejo de departamentos. Mientras tanto los bomberos reportaban progresos en la lucha por contener las llamas. Dos helicópteros vertían agua sobre las llamas. 
 
El vertedero se encuentra a menos de un kilómetro (milla) de allí. Un 70% de los neumáticos había ardido el viernes por la noche, pero las autoridades no sabían cuándo podría ser extinguido, dijo Francisco Martínez, ministro ambiental del gobierno regional. 
 
El inspector de bomberos de Madrid, Luis Villarroel, dijo que el viernes por la tarde el humo había perdido densidad. Las clases fueron canceladas en una escuela y las autoridades instaron a los conductores a mantener las ventanillas cerradas. Dos grandes carreteras pasan cerca de Seseña y una estuvo cerrada al tránsito durante tres horas. 
 
 El periódico El País reportó que el vertedero contiene 100.000 toneladas métricas (110.000 toneladas) de neumáticos usados. Conocido como "el cementerio de los neumáticos", fue declarado ilegal en 2003 debido a que carecía de permisos. Desde entonces las autoridades han tratado de ver qué hacer al respecto.