13 de abril de 2016

Unos 39,000 empleados de Verizon se declararon hoy en huelga en la costa este de Estados Unidos

NUEVA YORK – Unos 39,000 empleados de Verizon se declararon hoy en huelga en la costa este de Estados Unidos en protesta por la falta de avances en sus negociaciones contractuales.

Los empleados pertenecen a dos sindicatos: Communications Workers of America (Trabajadores de Comunicaciones de Estados Unidos) y el International Brotherhood of Electrical Workers (Hermandad Internacional de Electricistas).

Estos grupos representan instaladores, asistentes de servicio al cliente, reparadores y otros trabajadores en Connecticut, Delaware, Nueva York, New Jersey, Massachusetts, Pennsylvania, Rhode Island, Maryland, Virginia y Washington, D.C.

Los empleados trabajan para el servicio de línea fija, que ofrece servicios de teléfono y el de internet conocido como FiOS.

Los empleados protestan por la falta de avances en sus negociaciones contractuales desde que venció su último contrato hace casi ocho meses.

“Estamos en huelga para mantener buenos empleos y mantener nuestro nivel de vida”, dijo Keith Purce, presidente de la filial que representa a unos 3,500 empleados en Manhattan y el Bronx.

Marchando junto cientos de colegas suyos en Manhattan, Purce afirmó que estaban dispuestos a mantenerse separados de sus trabajos “todo lo que sea necesario”.

Añadió que las conversaciones se suspendieron la semana pasada y no se programaron más.

Rich Young, portavoz de Verizon, dijo que la empresa está desilusionada de que el liderazgo sindical haya convocado a la huelga.

Añadió que la empresa ha entrenado a cientos de obreros no sindicalizados y “atenderemos las necesidades de nuestros clientes”.

Afuera de una oficina de Verizon en Filadelfia se aglomeraron docenas de empleados. Edward Mooney, del Communications Workers of America, dijo que el tema de discordia es cómo evitar que la empresa traslade puestos de trabajo al exterior.

Entre 300 y 400 empleados marchaban frente a las oficinas de la empresa en Albany, Nueva York, y sacaron muñecos en forma de rata y de puerco, en forma de burla contra los gerentes de la compañía, dijo el empleado Mike Panzerino.