25 de abril de 2016

Muere mayor de la PN, cabo y tres civiles heridos en tiroteo en Maizal

Esperanza-. Un mayor de la Policía Nacional muerto, una cabo de la institución y otras tres personas heridas, incluyendo el victimario, es el saldo de un enfrentamiento a tiros la noche de este domingo entre agentes policiales y un hombre en el distrito municipal de Maizal. 

 El oficial muerto fue identificado como el mayor Santo Taveras Ureña, alias Machito, de 46 años de edad, oriundo del municipio de Villa Vásquez, y quien falleció debido a herida de arma de fuego en el hemitórax derecho con salida en el tórax posterior izquierdo. 

En el incidente ocurrido en el barrio La Yagüita del distrito municipal de Maizal, también resultó con herida de bala en el muslo izquierdo, la cabo de la Policía Anyelina Barrido Martínez. 

Mientras que Robinson de Jesús Díaz Hernández, alias Bojo, de 39 años, residente en el sector Los Transformadores de Mao, presenta herida de bala en la mama izquierda; y Carlos Juan Martínez, de 35 años, quien reside en el barrio Nuevo de ese distrito municipal, resultó con herida de bala en la región lumbar. 

Tanto el oficial muerto, la cabo y los dos civiles supuestamente fueron heridos por el nombrado Joan José Jiménez Reyes, de 23 años de edad, residente en esa misma localidad, quien en el tiroteo resultó con heridas de arma de fuego en ambas piernas y la mano izquierda. 

La Policía informó que el oficial, quien recientemente había sido designado al frente del DICRIM en el municipio de Esperanza, encabezaba una patrulla que se encontraba en la celebración de las fiestas culturales de Maizal, cuando se le informó que había un individuo amenazando otro con una pistola. 

Al presentarse a la calle Principal del Barrio La Yagüita de ese distrito municipal, se percataron de que Joan José Jiménez Reyes iba abordar un vehículo y al tratar de acercarse al mismo, este sin mediar palabras la emprendió a tiros contra los efectivos, provocando la muerte al mayor y herida a la cabo, así como a los dos civiles que se encontraban en el área. El joven acusado del incidente se encuentra interno en el hospital público Luis L. Bogaert de Mao, al mismo se le ocupó una pistola Stalker 1918-F, calibre nueve milímetros, serie 0116-2020, con un cargador y dos cápsulas.