17 de marzo de 2016

Unicef eleva a 119 los muertos en un reciente bombardeo a un mercado en Yemen

SANÁ (EFE). Al menos 119 personas, entre ellas 22 niños, murieron en el bombardeo el martes pasado de un mercado en la provincia yemení de Haya por la coalición árabe, encabezada por Arabia Saudí, denunció hoy jueves Unicef.

La representante adjunta de Unicef en el Yemen, Meritxell Relaño, dio a conocer el nuevo recuento de víctimas en una rueda de prensa en Saná, en la que detalló que el ataque aéreo causó también 47 heridos, de los cuales seis son menores de edad.

Este bombardeo es el que más víctimas civiles ha causado desde que comenzaron en marzo de 2015 los ataques aéreos de la coalición árabe contra los rebeldes hutíes, con el fin de ayudar al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, a recuperar el control del país.

“Condenamos con fuerza este sangriento ataque al mercado Al Jamis, que fue horrible y una grave violación de la legislación internacional y los derechos humanos. Reiteramos el llamamiento de mantener a los niños al margen del conflicto”, subrayó la responsable de Unicef.

En ese sentido, aseguró que “los niños yemeníes son víctimas de una guerra de la que no tienen nada que ver, por lo que tienen derecho a vivir seguros en cualquier lugar, especialmente en zonas públicas como mercados, hospitales y escuelas”.

En su comparecencia, Relaño reveló que desde el inicio hace casi un año de los bombardeos de la coalición árabe en el Yemen han muerto 800 niños y 1.180 han resultado heridos de gravedad.

Pidió el cese inmediato del conflicto para que los yemeníes puedan recuperar la tranquilidad y para que se facilite el envío de ayuda humanitaria.

“No podemos presentar asistencia humanitaria efectiva y de calidad si no impera la paz”, recalcó Relaño.

El coordinador de la ONU para Asuntos Humanitarios en el Yemen, Jamie McGoldric, dijo ayer refiriéndose al suceso del mercado de Al Jamis que los civiles deben ser protegidos y no atacados de acuerdo a la legislación internacional.

Según explicaron a Efe fuentes tribales el martes, hubo dos bombardeos aéreos, el primero de los cuales se dirigió contra un restaurante cercano al mercado que estaba lleno de clientes, y el segundo alcanzó los comercios de verduras.

El pasado 12 de enero, al menos 20 personas murieron, entre ellas mujeres y niños, y decenas resultaron heridas en bombardeos efectuados por la aviación de la alianza contra un complejo turístico, ubicado a 30 kilómetros al sur de Saná.