30 de marzo de 2016

Ordenan captura de ex embajador de Colombia en RD por ejecuciones extrajudiciales

BOGOTA, Colombia (EFE)-. La Fiscalía colombiana ordenó la captura de un general en retiro por su presunta implicación en los casos de ejecuciones extrajudiciales conocidos como "falsos positivos" y llamó a declarar a otro que fue comandante del Ejército, informaron fuentes castrenses.

Los dos oficiales son el general Mario Montoya, quien fue comandante del Ejército de marzo de 2006 a noviembre de 2008, y el general Henry William Torres Escalante, excomandante de la Brigada 16 del Ejército.

La Fiscalía emitió una orden de captura contra el general Torres Escalante por el asesinato de Daniel Torres y Roque Julio Torres, padre e hijo, quienes eran testigos en un caso de "falsos positivos" y fueron presentados como guerrilleros muertos en combate en marzo de 2007.

Torres Escalante se entregó a las autoridades judiciales nada más conocer la orden de captura en su contra, según el diario El Tiempo.

El general retirado también es investigado por otras ejecuciones extrajudiciales en el departamento del Casanare (este), que estaba bajo su mando cuando era comandante de la Brigada 16 del Ejército.

La Fiscalía tiene información de unos 5.000 casos de "falsos positivos", mediante los cuales militares presentaban a inocentes como guerrilleros muertos en combate para obtener reconocimientos de sus superiores.

Este lunes el Ejército Nacional emitió un comunicado en el que manifestó que la medida de aseguramiento contra Torres Escalante es "acatada estrictamente como corresponde a la institución".

El comunicado precisó que el militar "permanecerá en las instalaciones de la Escuela de Infantería, ubicada en el Cantón Norte", de Bogotá, mientras se sigue el proceso en su contra.

Por su parte, el general Mario Montoya fue llamado para imputación de cargos por otros casos de "falsos positivos" cometidos entre 2006 y 2007.

El general retirado deberá responder por la masacre de San José de Apartadó de 2005, que fue cometida por paramilitares bajo el mando de Diego Fernando Murillo, alias "don Berna", quien fue extraditado a Estados Unidos.

Bajo el mando de Montoya como comandante del Ejército se desarrollaron diferentes operaciones militares, como la "Jaque", que el 2 de julio de 2008 permitió el rescate de la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, tres contratistas estadounidenses y varios militares que llevaban años secuestrados por las FARC.

También lideró la "Operación Fénix", en la que se bombardeó un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano donde murió el entonces número dos de esa guerrilla, Luis Édgar Devia, alias "Raúl Reyes".

Asimismo, fue uno de los mandos en la "Operación Orión" para expulsar de la Comuna 13, en Medellín, a grupos ilegales y que, según organismos de defensa de los derechos humanos, dejó numerosos desaparecidos.

Dimitió como embajador en RD

Montoya renunció al cargo de embajador de Colombia en República Dominicana a través de una carta que entregó a la cancillería en junio del 2011. La información se hizo pública un mes más tarde, en julio. Había ocupado esa posición desde febrero del 2009.

En ese momento, no se dio una explicación oficial sobre las razones que motivaron la dimisión del oficial en retiro, pero su solicitud fue aceptada por la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín.