14 de marzo de 2016

Las últimas palabras de Aquino Febrillet : “Me estoy muriendo”

Santo Domingo-. Fausto Herrera fue durante muchos años compañero y amigo de Mateo Aquino Febrillet, el ex rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, asesinado a balazos el pasado viernes tras mediar en una discusión entre el sindicalista Blas Peralta y el ex diputado Eduardo Montás.

Herrera, que siempre fue muy cercano a Aquino Febrillet, ofreció detalles sobre los últimos momentos del académico que, además, aspiraba a la senaduría por la provincia de San Cristóbal.

Dice que, junto a Febrillet, en el vehículo viajaban la asistente de este Elaine Mañaná, que resultó herida en una pierna; Montás, un miembro de su seguridad y su chofer.

Cuando se percataron de que los perseguían, el seguridad del ex rector sacó el arma, pero Aquino Febrillet le ordenó: “Deje eso”. Por lo que su guardaespaldas metió la pistola en la guantera del vehículo.

Cuando el chofer de Aquino Febrillet propuso dirigirse a la casa del presidente Danilo Medina, buscando protección porque ahí permanecen militares de guardia, Aquino Febrillet se opuso señalando que eso podía provocar un escándalo.

Entonces el chofer decidió seguir hacia un destacamento. Tras ser herido, el ex Rector le dijo a sus acompañantes que no podía respirar. Luego, sus últimas palabras fueron: “Me estoy muriendo”, narró Herrera con la voz quebrada durante una llamada telefónica al programa radial El Sol de la Mañana.

Herrera, quien también milita en el Partido Revolucionario Moderno y aspira a una diputación, describió a Aquino Febrillet como un hombre de paz. Dijo que, hace unos años, durante su carrera por la rectoría de la UASD, su mayor preocupación era que pudiera morir dejando a sus hijos pequeños. El menor tiene ya veinte años.

Dijo que Aquino Febrillet vivía muy pendiente de su familia y estaba muy feliz porque tenía dos nietos con los que le gustaba interactuar. “Era un hombre lleno de vida”, dijo Herrera.