15 de marzo de 2016

Fundación reconoce a educadoras maeñas

Por Rafael Pujols
Santiago.-
La Fundación Ser Mujer, Incorporada, otorgó el merito Señorita Ercilia Pepín a la maestra Angelita del Carmen Montesino de Almánzar, por su condición de educadora ejemplar, de profesional consagrada al fomento de los valores, al desarrollo intelectual y científico de la juventud dominicana.

En la XIX entrega de dichos premios, magistralmente conducido por el locutor maeño Miguel de Jesús, también se hizo un reconocimiento a la honorabilidad de 12 féminas más por sus actitudes desarrollistas, la dedicación al trabajo encomiable, la promoción de los grandes valores y los ejemplos vivos, tanto en el hogar como en lo social y lo profesional.

Agrega el maestro de la ceremonia, que es un premio a Mujeres que trabajan con decoro y dignidad para lograr una patria justa para todos y que estas convencido, que se puede ser dominicana y dominicano con altura, sin necesidad de caer a los bajos instintos que propicia la vida fácil.

Las mujeres reconocidas fueron, Zoraida Fernández, en representación de los grupos comunitarios del sector campesino de la provincia Santiago Rodríguez; la doctora Yadira Pérez Pieter, Daisy Rosario, de la provincia Espaillat; profesora Minerva Valdez, la también educadora Ramona Vargas, del municipio de Mao; las locutoras María de los Santos y Ana Daisy Guerrero, presidenta del Circulo de Locutores Dominicano.

Luego de una participación artística a cargo del grupo Los Primo, se procedió a la segunda entrega de los reconocimientos de las féminas Raquel Amparo, cantante cristiana que deleitó a los presentes con su hermosa voz; la notaria Ursina Anico Guzmán; la estilista de belleza, Eddy Cruz de Núñez; Mercedes María Estrella y Josefina de Jesús Jiménez.

El máximo galardón, Distinción Señorita Ercilia Pepín, que correspondió a otra representante del municipio Mao, provincia Valverde, maestra Angelita del Carmen Montesino de Almánzar, fue entregado por todos los miembros del comité organizador de la XIX entrega, integrados por su presidenta Diznarda de la Cruz, Minerva calderón, Juana Núñez, Iluminada Taveras, Ibelka Viviana Ureña, Raquel Polanco, Alberto Mota, Marianela Fernández y Jeovanny Tapia.

El evento de reconocimientos al decoro de la mujer, que se llevo a cabo en la sala Julio Alberto Hernández del Gran Teatro del Cibao lo iniciaron con un Opening a cargo del Ministerio Apasionadas de Cristo, seguido de una breve historia de la Fundación.

Acto seguido, la presidenta de la Fundación Ser Mujer y productora general del evento, Diznarda de la Cruz, al dar la bienvenida, expresó que esta premiación constituye un acto de amor y elevada congratulación a damas ejemplares que forman parte de esa gran cadena de valores que consolidan los cimientos de una sociedad que anhela su pleno desarrollo.

“En estos momentos tan cruciales para nuestra Nación matizado por un mejoramiento en todos sus ámbitos, urge fijar la mirada selectiva sobre estas mujeres, estas féminas que por sus reputadas trayectorias de principios, son garantes de un proceso más promisorio para el País”, preciso.

La dama pidió a todo el país elevar sus voces en un canto a la vida, a la belleza, la paz, la armonía, al progreso y el bienestar general, para así reconocer, “en hora buena”, la grandeza de las mujeres, “de mujeres dominicanas que tanto en el presente como en el pasado han regado en la fuente del conocimiento la semilla del ejemplo, del respeto y del deber a cumplir”.

Diznarda de la Cruz, también solicitó un aplauso desde el alma para todas las mujeres que han luchado y siguen batallando por el bienestar y la salud de sus hermanos compatriotas, por las defensas de sus vidas, libertades y derechos fundamentales.

Luego, la Señora Minerva Calderón López, quien tuvo a su cargo el discurso central del evento, dijo que la razón de este premio no es banal, es esencialmente la promoción de los grandes valores y los ejemplos vivos de que se puede ser dominicana y dominicano con altura, que se puede trabajar por la patria.

Agregó la fémina, “que es momento de ejemplarizar, que se puede sembrar la semilla del éxito, que existe un compromiso con el país, que cada día se afianza y afirma con las acciones de mujeres y hombres trabajadores”.

Dijo que quizás se estés viviendo en el país una época difícil, pero que tal como traza el alineamiento de la premiación, que por 19 años ininterrumpido ha estado haciendo la Fundación Ser Mujer, que es propiciar el ejemplo de unidad para sembrar la esperanza, actuar de conformidad con las normas, ayudar a levantar la Patria, este país que merece vivir en paz con una mayor felicidad y satisfacción para todos.

Sostuvo que a nadie más, que a los dominicanos corresponde transformar la trayectoria errónea que lamentablemente están tomando muchos sectores de la vida nacional; “A nadie más les atañe elevar a bandera nacional con dignidad y hacer que la República Dominicana brille por una conducta digna, un desarrollo económico, social, educativo y en todos los órdenes.

Indicó que debemos pasar de la superficialidad a la profundidad de la acción, de la mentira a la verdad, existe una trayectoria histórica una formación y una evidencia en la cultura dominicana de que nosotros somos capaces de decir “Hasta Aquí” en un momento dado.

Reiteró en ese sentido, que es tiempo ya de decir hasta aquí, a las cosas erróneas, por tanto “quiero pedir que en el alma de todos los dominicanos surja el compromiso de trillar unidos el camino de la transformación nacional”.

En tal sentido Minerva Calderón López, manifestó que desde la Fundación Ser Mujer, se está predicando con el ejemplo exaltando el paradigma de estas mujeres que se han distinguido por su trabajo, voluntad, vocación de servicio y decisión de hacer de sus vidas, gentes útil, productiva y efectiva.

El evento fue clausurado por Angelita del Carmen Montesino de Almánzar, quien agradeció en nombre de todas las reconocidas a la Fundación Ser Mujer, por la distinción para con ellas, y exhorto a las mujeres continuar sin descanso ocupando el lugar que merecen, pero en base a talentos, a capacidad y dignidad, no a base de porcentajes inicuos y forzados.

Para recibir la distinción, Angelita Montesino, estuvo acompañada de su esposo Cándido Almánzar, Director del Recinto Mao de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), además de que estuvieron como espectadores dos de sus hijos, un nieto, educadores y compañeros de labores.

Posterior en una sala repleta de personas que sobrepaso la capacidad, la intervención musical de la homenajeada, Raquel Amparo, puso el broche de oro de la actividad.