21 de marzo de 2016

Estudiante salvadoreño quería asustar compañero de escuela y lo mató de un balazo

NUEVA YORK. Nefi Reyes, un estudiante salvadoreño de 18 años de edad, quien compartía en su casa del suburbio de Copiague en Long Island, invitó como de costumbre a su hogar a uno de sus mejores compañeros de secundaria, con el que comenzó a jugar con una pistola cargada, para “asustarlo”.

Pero al parecer, un tiro salió del cargador del arma y la bala impactó el pecho de Wilson Gil Torres, quien murió poco después en el Centro Médico Good Samaritan (Buen Samaritano) del sector Central Islip, dijo la policía.

Reyes fue detenido a horas de la tragedia, le dijo a los investigadores, dijo que creía la pistola tenía el seguro puesto y que lo único que hacía era asustar a su amigo y compañero de plantel.

Reyes fue acusado de homicidio segundo grado.

Quedó detenido sin derecho a fianza y fue instruido de los cargos en la corte del distrito del condado de Suffolk el sábado.

De acuerdo con el expediente, Reyes dijo a la policía que la pistola era de él y que estaba cargada.

“Él apuntó a la víctima para asustarlo, apretó el gatillo pensando que el arma estaba cerrada con llave, y el arma se disparó, el disparo impactó en el pecho de la víctima, causando su muerte”, dice la acusación. Reyes no disputó los cargos en el corto proceso judicial. Su abogado calificó la muerte de Wilson como “un accidente”.

El adolescente muerto, era un estudiante de excelencia en la secundaria Walter G. O´Connell Copiague High School.

Cientos de sus compañeros de clases y amigos se congregaron en los alrededores de la casa de Reyes para recordar al adolescente.

Decenas de personas lloraron su muerte en las redes sociales.