29 de marzo de 2016

Cinco remedios naturales contra la depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que puede ser permanente o pasajero, y se caracteriza por sentimientos de tristeza, abatimiento, infelicidad y culpabilidad, robándonos la posibilidad de disfrutar de la vida.

Claro que muchas veces sentirse así puede deberse a situaciones muy puntuales: pérdida de alguien querido, falta de trabajo, alguna enfermedad crónica, y los síntomas afectan sobre todo la esfera afectiva. El problema verdadero es cuando esta condición se convierte en permanente, produciendo en quien la padece un sufrimiento terrible y una gran ansiedad, que pueden manifestarse en una falta absoluta de interés hacia las actividades cotidianas.

Es una enfermedad que aqueja a una gran cantidad de personas alrededor del mundo; los fármacos pueden tener éxito en casos depresivos extremos, y más o menos el 80% suele mejorar entre 4 a 6 semanas, pero el 50% de los pacientes dejan el tratamiento a la mitad por miedo a efectos colaterales de los medicamentos, o a la adicción a los mismos.

En vista de ello, los investigadores están volviendo la mirada a otro tipo de tratamientos, remedios naturales contra la depresión que han probado ayudar considerablemente a los enfermos. Muchos de ellos pueden ser una alternativa a las terapias tradicionales, o como complemento.

Aquí cinco remedios naturales contra la depresión

1- Meditación y yoga


En otros artículos hemos hablado de las bondades del yoga y la meditación para la salud. En particular, practicar la meditación tan sólo 15 minutos diarios alivia los síntomas de la depresión.

No necesitas gran cosa, ni siquiera existe una forma correcta o incorrecta, apenas un lugar tranquilo, una postura cómoda, respirar profundamente y enfocar la atención en algo (por ejemplo, en tu respiración, o repetir una palabra o frase, como un mantra). Los neurocientíficos han descubierto que al meditar se cambia la estructura cerebral, específicamente las regiones que regulan las emociones. La meditación consciente, para los científicos, ha probado ser un método efectivo para reducir los pensamientos suicidas.

Por otro lado, practicar yoga como acompañamiento a un tratamiento para la depresión reduce la ira y la ansiedad, además de síntomas neuróticos; también estabiliza la frecuencia cardíaca. Hacer yoga tres veces a la semana te ayudará a controlar la depresión.

2- Ejercicios


Sabemos que hacer ejercicios libera endorfinas y norepinefrina, neurotransmisores importantes para mejorar nuestro ánimo. Los científicos creen que ésta es la base para que los ejercicios sean excelentes remedios naturales contra la depresión, ya que estimulan el sistema inmune y reducen la percepción del dolor.

Pero debe haber regularidad: de tres a cinco veces por semana, nunca menos, con una intensidad moderada.

3- Vitaminas C y B


La vitamina C es antioxidante y ayuda a protegernos contra las enfermedades cardiovasculares y hasta el cáncer, pero también puede aliviar los síntomas de la depresión, pues es importante en la síntesis de la norepinefrina.

No se almacena en el cuerpo ni la producimos, por eso hay que comer muchas frutas (cítricas, fresas, melones, piñas, bayas…) y muchas verduras de hojas verdes, así como tomates y pimientos.

Las vitaminas del grupo B son indispensables para la buena salud y extraordinarios remedios naturales contra la depresión, pues ayudan a nuestro organismo a producir ciertos neurotransmisores que regulan el estado de ánimo.

Específicamente la deficiencia de ácido fólico, B6 y B12 puede afectar la producción de GABA (ácido gamma-aminobutírico), de la serotonina y la dopamina, y bajos niveles de estos neurotransmisores están directamente relacionados con la depresión. Un buen complemento que contenga todas las vitaminas del grupo B será perfecto.

4- Magnesio


El magnesio es un mineral que requerimos para el crecimiento óseo, para los músculos y para absorber mejor el calcio. Pero también para aliviar los síntomas depresivos.

Incrementa el consumo de alimentos ricos en magnesio, como semillas y frutos secos –almendras, nueces, maní, semillas de calabaza, de ajonjolí o girasol–, legumbres y verduras de hojas verdes, y verás que te ayudan enormemente.

Claro, también puedes optar por un suplemento que lo contenga.

5- Acupuntura


La acupuntura ha probado ser maravillosa para tratar la depresión, y una alternativa muy eficaz a los tratamientos farmacológicos. Según un estudio realizado en la Universidad de Arizona, cerca de un 75% de mujeres tratadas con acupuntura tuvieron alivio a la depresión luego de 8 semanas.

Los investigadores encontraron que esta terapia provoca la liberación de ciertas sustancias químicas en el cerebro, específicamente noradrenalina, serotonina y dopamina, vitales para nuestro estado de ánimo, y además, en el caso de mujeres embarazadas, no ofrece ningún riesgo para el bebé.

Por supuesto que todos estos remedios naturales contra la depresión deberán ser supervisados por un médico, es lo ideal si sufres de este trastorno. Optar por tratamientos no invasivos y no farmacológicos pueden ayudarte más de lo que piensas.